viernes, 15 de junio de 2018

Querida,
Me intriga el clítoris.
Sé que hace bastante tiempo no hablamos, tal vez ya hayan transcurrido un par de años, ni siquiera nos hemos visto cruzar en las calles, y sin embargo, no te preguntaré cómo estás, o si estás con alguien. Sólo quiero compartir contigo una aprensión respecto a la cual, creo tener una propuesta. Así es que retomo: Me intriga el clítoris. Es un órgano tan magnífico que debemos agradecer a la madre naturaleza por este obsequio. Si supiéramos utilizarlo en todo su esplendor, nuestros días serían plenos, autónomos, nuestras piernas sólo se resbalarían por el aire al caminar, sin ruegos, sin aceptación de un “otro” a cambio de un poquito de placer. Mujeres con una perspectiva amable de todo cuanto le rodea, en perfecta comunión con el universo. El mundo dejaría de existir tal como lo conocemos, habría un matriarcado jamás impuesto sino deslizado suavemente hasta la más completa rendición y domesticidad obtenida por la simple seducción que produce la felicidad, directamente proporcional al orgasmo, gracias a S.S. el clítoris.
A pesar de lo increíblemente mágico que pueda llegar a ser S.S. el Clítoris, no muchas mujeres saben manipularlo, y peor aún, habrá alguien que ni siquiera se haya tocado y no lo identifica.
Curiosamente parece un pene microscópico (esta expresión es para distinguir del pene diminuto, que lo hay..) que al igual que su homólogo, se estira al excitarse y es de muy fácil estimulación, sólo tomando la posición correcta sentada, de pie, o al caminar, S.S. el clítoris se activa, despierta y trabaja exitosamente. En el orden de lo estrictamente personal, he llegado a orgasmos gloriosos GLORIOSOS, en tres situaciones, de pie en un vagón del metro lleno de gente en invierno; caminando por la calle huérfanos pleno centro de Santiago, en otoño con las hojas rojas de los árboles cayendo en la punta de mis botas negras, y por supuesto siempre agradecida del transporte público, los buses grandes y mejor aún los pequeños conocidos como “micros”. El estado regular, o francamente malo de las máquinas unido a la pésima situación de las calles de la ciudad, con hoyos por todas partes, es un caldo de placer para S.S. el Clítoris, siempre que sepas sentarte como una señorita, nuestr@ querid@ amig@ sabrá sacarte una sonrisa de tu rostro sonrojado, donde sea que estés.
Luego de compartir esta reflexión, quisiera Anna querida, hacerte una petición, a riesgo de vislumbrar tu siniestra sonrisa entreabriéndome el alma, te diré que es con sólo afán científico, y es que como te lo he expuesto, me intriga el clítoris y su funcionamiento, y quisiera que me ayudaras en la búsqueda de respuestas. Entiendo que hace un buen tiempo no nos vemos, sin embargo, salgo para Berlín en un par de semanas, puedo pasar a verte si quieres, y quisiera hacer la ruta que hicimos juntas, Munich, ir a Hungría esas termas recuerdas? En Budapest, hacerme definitivamente el tatuaje en Praga y hablar con el espíritu de Kafka, vamos a Florencia, Milán y nos quedamos un buen tiempo en Venezia. Ven conmigo por esta ruta, y terminamos con un informe científico acerca del clítoris para la comunidad.
Saludos cordiales,


Atenta a tu respuesta.


jueves, 26 de abril de 2018

Explode Coração


Irracional Parte 1
Pocas tiene ese Garbo y estilo fundido en una descarada  pornográfica espontaneidad, diría sin temor a equivocarme, que es una deidad humanizada por los tormentos de una sonrisa carmesí, culpable de tanto mal entendido entre la razón y la pulsión. De manera constante me dejo llevar por la estrogenada y lubricada ensoñaciónde de morderlos acolmillados en lobuna desesperación.
Cómo no sembrar una invitación al dolor?, cómo no entrecortar el pequeño jadeo, con un leve azote,  que sonroje a la hembra y enaltezca al caos encarnado en una vestal con disfraz de mujer.
 He de decir que pocas vestales se cuentan en el mundo y las que hay ni siquiera se dan cuenta de su condición, la mayoría colapsa bajo su propio y ominoso poder, pero es común a todas ellas ver por leves y efímeros segundos en el centro de sus ojos una fragilidad rompible como el cristal y frágil como la confianza, y es fácil entender el por qué de ese momento, no hubo duda ¿se construye o se destruye? Ni lo uno ni lo otro, me dejé fundir con Eros y su consejo: Atesorar y Dignificar fueron la  miel de ese regalo atemporal, regalo dibujado en dos largas y torneadas piernas con el tacto del más fino mármol de Carrara, suaves como la seda, suavidad que facilita placenteramente a aquel de hábil mano que recorra sin interrupción alguna aquella piel amortajada en profundos pesares. Pesares que al ser libados por una húmeda lengua logran cosechar pequeños gemidos entrecortados por una sonrisa leve enmarcada en un enmarañado pelo oscuro, que me recuerda a veces el miedo a la oscuridad del bosque y a esa conocida idea de lo negro es muerte. Muerte que debe ser muy placentera según mi enmarañada imagen, caótica, sudada, violenta, entregada, sucia, prístina y tóxica y por cierto adictiva según la actual configuración mental.

lunes, 23 de abril de 2018

no fué fácil

No fué fácil sacarme el orgullo, morderlo y escupirlo en el retrete...
No fué fácil
Más fácil hubiera sido si aquel veneno no supiera a gloria entre mis sedientos y erectos pesares, pero el ácido corroe en función de la resistencia ofrecida, pero aquello no era ácido aquell era oro fundido en carne viva, bello, oscuro y suicida marco téorico , oscuro como los mismos cabellos del averno, pero no importaba nada, locura, lozanía perfección estética, simetría satánica, nada encajaba desde un punto de vista racional, y por que habría de hacerlo? acaso las últimas veces fueron normales?, nada ha sido normal en estos días no desde que eso apareció desde que eso fué contactado por él.
El impío o más bién el incauto no sopesa las fuerzas que puede desplegar su más desatada fragmentada e interna psique en la materia, es la verdadera taumaturguia, de procesos ancestrales en donde Fausto y Mefistofeles fueron testigos de tales prodigios, y lo digo con seguridad y con temor respetuosos hacia las fuerzas que se han desatado, cultos ancestrales se han realizado por menos. temo por mi propio ego disuelto en la nada, existe un  lugar más allá de la misma oscuridad un  algo, un ente, una cosa seductora en su horripilancia, de caderas afiladas, sonrisa burlona, un vacío seductor que disuelve a la nada y no se llena con todo, un hambre primigenia ancestral, Shiva reclamando el absoluto control no control de la precaria Balanza Universal. ¿qué justicia cabe en un mundo gobernado por Él.
OH
GRAN
NGRA
LHBJK
LUCFR
ATROT

Que su luz no enceguezca ad eternum.

lunes, 9 de abril de 2018

Never let me go....(un susurro en el ruido, una piedra al agua)

Camino por las paredes que has construido,
quizás me esté quedando ciego,
tan vacío.
Tuve en aquel siempre que somos una delgada certeza de sangre correr,
la tuya,
en mis venas,
cruzando tu voz por mis latidos,
alimentando tu saliva mis pulsaciones.
Después de ti, hubo tenues fragilidades, y tanto silencio sordo en esas manos aspirantes,
labios insanos, mediocres agonías, cáscaras de intensidades. Pero quise creer, quise Ser
sin ti. Quise de vuelta mi piel, quise mi carne sólo para mí, quise que los miedos me
pertenecieran solo a mí, quise dejar de sentirte atrapada entre mis huesos y tu piel.
Never let me go...
Rasco en  mi habitación el desahogo de la guitarra, sus gritos me recuerdan tu aliento
apretado entre mis dedos, mis manos heridas dentro de tu cintura.
Tal vez nos hemos repetido más vidas de las que adeudo.
(Nos hemos dado existencia recíproca)
Héroes caídos, eres tan yo como soy tú.
Tengo tu olor guardado en una pequeña caja, se abre cada eclipse para sentir la verdad,
Esa única desnudez de todas las cosas,
Despierto lamiendo tus humedades por las escaleras de cualquier edificio en el
centro de al ciudad.
Y puedes decir lo que quieras por la paz, pero sabes que no soy yo quien podría
rechazarte,
Soy el perro que desespera por tu celo,
que a veces confunde y se enreda en caldos huérfanos y quiere desentenderse
de tus sabores agrios frutales, pero no puede dejar de buscarte (en tantas
membranas como branquias he abierto en mi espalda)
Para ese único pacto, única caída.

lunes, 26 de febrero de 2018

Desangrar

Tengo la certeza que lentamente te has desangrao y no de mí claramente.
Tal vez en placer o en leve dolor como es tu actual costumbre, te logré conocer bien y creo que al día de hoy te mueves en esos dos caminos. Es interesante pensaros mi bello animal con tu mirada vidriosa colmada de sensaciones tan humanas pero sintetizadas en esa bestia que logré despertar en aquellos viejos días, ¿cuánto tiempo de ello Darling? Aún me produce cierta ambivalencia tu último y  al parecer definitivo rechazo, por que a juicio de ser sincera, mi desdichada entrepierna te recuerda de cuando en vez.
 Mi ritual del alba ya lo sabes, el agua sobre mi cuerpo alimenta a veces, tan sólo a veces la necesidad de tu hábil lengua en mi cuello presionando mis surcos de modo lento y constante y otras veces con rabia por saberme que algún día estaría lejos de ti, ¿qué curioso no? que esa rabia de tenerme lejos de ti haya cesado...
Pero dime, ¿ has sangrado cómo es tu costumbre?, ¿o has cambiao el sangrado por una altiva mirada? bien sabes que esa mirada tuya siempre me pone a mil, una lástima que ya no la pueda ver, era mi más sublime gozo ver ese atisbo de pleno control sobre mi cuerpo. Una cosa es cierta ya nada es a mi lado claramente... al parecer la intensidad nos fundió la vida y la herida abierta yace dormida ante la costra del tiempo. Mi placer y descanso en vos es saberte corriendo por las calles de esta infecta ciudad,  olfateando, buscando, ávido de aquella que llene ese espacio que era tan mío y tan tuyo finalmente.
¿Aún muerdes? o ya te has dejado domesticar?

Dos Palabras.

jueves, 18 de enero de 2018

Un gesto simple

Y sin entenderlo ahí estabamos, sentados frente a frente, separados por aquella mesa que tanto te gustó ... nunca tuvimos esa mesa y ahora la tenemos?. Dos segundos sólo fueron dos segundos en que nos percatamos que sin conocernos del todo sabíamos a quien teníamos al frente, dos segundos que antecedieron al gesto más simple pero lleno de significado en nuestras vidas. En un solo movimiento nuestras manos se tocaron, primero las palmas y luego inmediatamente, tal vez concientes ambos de la brevedad de todo, nuestros dedos se entrelazaron en paz, quietud, calor, añoranza, fe, entrega, compromiso y nostalgia de ese tiempo extraviado de nosotros que clama por existir en este único presente.
Fueron segundos de gracia eterna que saldó toda deuda en mi. El sabor de tu presencia aún la siento en mi mano, es como aquel recuerdo mudo y elegante que son tus ojos. Ojos ausentes de un rostro sin nombre, ausencia que contrasta con la certeza de saberte ahí conmigo, certeza basada en el solo hecho de saber que eres tú quien da significado al todo con eĺ Sol y su Edad