domingo, 10 de abril de 2016

"recuerdas tal vez esa primera saliva?, esa que se deslizó por tu lengua bífida y reposó primeramente en mi carne pequeña para luego llevarla a ser el peñón de Gibraltar?, recuerdas aquel susurro que de modo aterciopelado me decía al oído.... llenáme...llenáme entera?".

miércoles, 13 de agosto de 2014

Racconto

Ahhh eso de la lengua…

Tengo los días, los ojos abiertos a favor del pecho esquizofrénico por lenguas que se traban,
se enredan en los pezones duros, insolentes,
ansiosos de bocanadas de ira, de insomnio permanente,
casi tan violento como el torrente de tu vagina en mis labios, en la nariz, en el mentón, en mis dedos, en mis vidas pasadas,
esa pulpa que en un instante se solidifica en mi boca, y luego fluye intenso, amenazando el hambre de 100 años, de 100 continentes  en el estómago, esófago, paladar, en las orejas.
Eres la mañana fresca, con ese olor de madrugada que no quiere marchar, el brillo en las gotas del rocío, la blanca tibieza del primer despertar.
Tus uñas me dibujan, y desde las palmas de tus manos, orillando mis ideas, se abre como mis piernas jugosas, empapadas con tu furioso pecho fregándome la espalda, la verdad gruesa, de abismo que solo descansa con el crujir de la carne, con membranas palpitantes tejidas a turno, en musculatura lenta, como tirabuzón, un desatornillador duro e irrespetuoso en que se transforman nuestras lenguas sedientas de orgasmos.
Nuestro rezo que hoy divulgo:
Que tu vientre se descubra siempre para mis húmedos recorridos.
Que mi lengua como boa erecta, te alcance desde lejos,
Que para siempre arañes mis tripas en tus gemidos,
(el clítoris de mi espera, moja hasta las posibilidades.)
Que mis dedos naufraguen rozando tu entrepierna, queriendo entrarte hasta el codo, en público,
porque eso amiga mía, es lo que nos calienta, las miradas hirvientes, fogosas del resto, que quisiera estar en nuestras lenguas prohibidas.

miércoles, 5 de junio de 2013

te molesta o odias a lo que das importancia. No debería molestarme, ni siquiera debería esbozar una mueca de desagrado...
de igual forma lo hago
por que el río de lava de luces nocturnas aguijonea mi mente en las noches de Santiago, escapar de la monotonía diurna es mi único sustento en la noche fébril, alguna que otra pierna suave y larga de hembra desaliñada pasa por mi lengua, pero nada trascendente para alimentar esa hambre, odio, rabia, cólera alteran la sangre y mi ángulo de visión, racional? ahora? no me pidas esa mierda, no después de haber amartillado la cabeza de Carla en el pavimento, curioso que solo escuche un "CLANK!" seco y luego todo fué silencio. No seas estúpido, habla mi asombro no mi orgullo, hecho de menos repetir la experiencia, que puedo hacer son mis atisbos morales que asoman por mi lagrimal izquierdo.

domingo, 12 de mayo de 2013

Pa mi casa

En algún lugar de mi mente, el reflejo tuyo se cuela, y de buena manera. Me sonrío en silencio con esa forma que tú sabes, esa que siembras y cosechas cada cuatro eclipses...
Escuchè esto y me llevó hacia vos suavemente.

martes, 9 de abril de 2013

No sè si de pronto me miras de reojo. Ya estuve al descubierto contigo, fue la falta de rutina, me conoces, necesito admiradores, me gusta el agradecimiento y la fe, despuès de conocerme.
Estuve muy sensible, es cierto, debido quizàs a la ocasiòn de mujer.
Te escribo, porque te vi en una pelìcula, y ahora el viento es tan fuerte, parece que la casa se cae.
Era una reina, y su amante, esclavo por una làmpara màgica. Eras tù, tu rostro, tus señas, esa mierda tuya que mi cìrculo de baba no logra alejar, o serà que mi mente te llama.
Como sea.
Como sea, te escribo, y tù no respondes. Y elijo. Y tù...no me importas. Fue solo una pelìcula de ti, muy parecida a mì.

sábado, 5 de enero de 2013

Te vas, has decidido alejarte de mí, ya no te veo en sueños, ya no pronuncio tu nombre y despierto mirando alrededor si alguien escucha que te he dicho.
Te vas, sin despedidas esta vez, ahora no está Chavela Vargas para llorar copas, ahora solo bebo vino blanco, como hace años atrás. No más sangre que me justifique.
Te vas, te decides, te alejas, dejas, no soy, ya no.